Vamos al campo - Instituto de Estudios Naturales
25188
page-template-default,page,page-id-25188,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

Vamos al campo

Todos en mayor o en menor medida tenemos la necesidad de ver verde, de salir al campo o de pasear por algún parque. A veces no encontramos el motor que nos ayuda a dar el paso, bien por desconocimiento o bien por pereza, y es por eso que hemos pensado en esta iniciativa que os lanzamos.

Toda observación de la Naturaleza en su estado puro ya es en sí mismo un acto de salud y de conexión con lo más interno y atávico de nuestra existencia. Nos hace literalmente aliviar y calmar la mente, y separarla, aunque sea por un momento, de las distracciones sociales diarias.

Comprender e interpretar a las plantas, a los animales, al ecosistema y los ciclos naturales que los mantienen y entretienen, nos ayudan a entender nuestra propia existencia, ya que también formamos parte de esa Naturaleza.

Desde IEN vemos la necesidad de completar el aprendizaje ofrecido en las propias instalaciones con paseos y excursiones al campo y algunos parques emblemáticos de Madrid. La Naturaleza se toca, se huele, se ve, se saborea y se siente. Es la única forma de estudiarla, entenderla, respetarla.

Por todo lo anterior, os proponemos una serie de salidas al campo. Según el momento del año visitaremos parques emblemáticos, jardines histórico-artísticos o haremos rutas por la sierra madrileña. En todos los casos iremos en busca de ese verde, del aire que nos ayude a llevar la semana urbanita con otro color.

Iremos proponiendo a lo largo del año diferentes salidas en fechas concretas. En todos los casos la ruta o visita será organizada por nuestro profesor Juan Carlos Gálvez y la escuela. Se necesitará un grupo mínimo de personas para realizar las salidas.

  • Cargarnos de salud. Equilibrar el gris con el verde.
  • Reconocimiento de flora y fauna del entorno.
  • Interpretación del paisaje y el ecosistema del lugar.
  • Contexto histórico del jardín o parque.
  • Acercamiento a los usos tradicionales y medicinales de las plantas.

A cualquier persona con ganas de conocer lo que está más allá del asfalto.

Día: viernes 30 de noviembre.

Hora: 16:00h en la Puerta (Plaza de Murillo, 2).

Duración: 2h.

La primera propuesta que os hacemos es visitar un sitio tan emblemático y de importancia histórica como el Real Jardín Botánico de Madrid. Este jardín fue una puerta de entrada a la flora exótica traída por primera vez a Europa desde Asia y, sobre todo, de América desde principios del Siglo XIX.

Durante el paseo haremos un repaso por las anécdotas históricas del jardín, así como una interesante identificación de plantas útiles y medicinales presentes en este enclave.

    • Día: viernes 30 de noviembre.
    • Hora: 16:00h en la Puerta (Plaza de Murillo, 2).
    • Duración: 2h.

2ª Propuesta: Enséñame una planta y te diré dónde vive.

Día y horario: enero de 2019 (horario a concretar).

Lugar: Invernadero de la Arganzuela.

Duración: 2h.

Este sorprendente espacio ubicado en el centro de Madrid, a orillas del río Manzanares, es un buen ejemplo de rehabilitación arquitectónica. Se trata de un complejo de cuatro invernaderos donde se representan climas como el desértico, el subtropical y el tropical. Aprenderemos sobre las adaptaciones evolutivas de las plantas que viven en estos ecosistemas y qué ha hecho que adquieran distintas formas y aspectos Además,  lograremos interpretarlas y saber leer entre líneas, descifrar su lenguaje oculto.

3ª Propuesta: Una joya oculta de Madrid nos anuncia la primavera.

Día y horario: A concretar (a partir de finales de febrero).

Lugar: Quinta de los molinos.

Duración: 2h.

Se trata de un parque histórico que abre sus puertas desde 1997. En este parque se mezcla el uso agrícola, el paisajístico y un uso lúdico. Cuenta con elementos arquitectónicos de gran interés y la gran joya de esta Quinta reside en la floración de cerca de mil almendros que deleitarán todos nuestros sentidos. Será un día inolvidable gracias al espectáculo de olor y color, como si estuviéramos en los jardines floridos de cerezos en Japón. Anímate a ser testigo de cómo la Naturaleza sale de su letargo invernal y nos regala su mejor versión.