La Ruda: gran aliada del ciclo menstrual - Instituto de Estudios Naturales
Escuela especializada en la formación en terapias alternativas en Madrid: naturopatía, herbodietética, kinesiología, reflexología podal, cosmética natural, flores de bach... También con formación online y tienda online de suplementos.
Instituto de Estudios Naturales, Formación en Terapias Alternativas en Madrid, Tienda online suplementos, Estudios Naturales en Madrid, Formación en Terapias Alternativas online, Suplementación ortomolecular, Comprar suplementos dietéticos,
25247
post-template-default,single,single-post,postid-25247,single-format-standard,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.6,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
 

La Ruda: gran aliada del ciclo menstrual

Ruda

La Ruda: gran aliada del ciclo menstrual

Por Mayte Cedeño Soto

La ruda es una planta medicinal no exenta de polémica. De hecho, ha sido demonizada por ser una planta abortiva y por considerarse de “brujas”. Más allá de todo esto, la ruda bien utilizada es una gran aliada de las mujeres. Hay un refrán popular que con mucha razón dice: “Si las mujeres conocieran las virtudes de la ruda irían a buscarla a la luna”.

¿Qué puede hacer por las mujeres la ruda en relación con el ciclo menstrual? ¿Cómo puede ayudar a sacar provecho de los dones de la ciclicidad? En este artículo me voy a centrar en este aspecto tan importante para las mujeres.

La ruda aumenta la circulación sanguínea en el útero, deshaciendo bloqueos y relajando la musculatura de los órganos reproductores y, a su vez, equilibra la producción hormonal responsable del ciclo menstrual. Por estas razones es muy eficaz para tratar muchos de los desequilibrios relacionados con la ciclicidad: ayuda a que llegue el sangrado cuando se pierde (amenorrea), aminora o elimina los dolores menstruales (dismenorrea), reduce el flujo de sangre cuando este es excesivo (menorragia) y nos ayuda a caminar en la fase premenstrual con mayor calma y conciencia, corporal y emocional. Al mismo tiempo, la ruda ahorra durante el ciclo menstrual muchos nervios, molestias, dolores y medicamentos que nos anulan, bloquean y a veces incluso enferman.

Ruda

¿Cómo utilizarla?

Son muchas las maneras en las que podemos beneficiarnos del poder sanador, protector y transmutador de la ruda: tisanas, friegas, aceites, sahumerios, baños… En este artículo me voy a centrar en el uso de la ruda en forma de tisana porque es el que despierta mayor temor, pues existe la creencia errónea de que ingerida es una planta tóxica (esto solo sucede si es tomada a grandes dosis). Tomada en dosis moderadas, terapéuticas, la ruda no presenta ningún inconveniente. Eso sí, el olor y el sabor de la ruda son intensos. Hay personas que sienten rechazo hacia su aroma y esto hay que respetarlo. Si no gusta el olor, si este genera rechazo, no hay que insistir, hay otras plantas a las que podemos acudir.

Para regular el ciclo menstrual y tratar cualquier desequilibrio vinculado a el recomiendo tomar 2 tazas diarias de infusión de ruda durante el periodo premenstrual y durante los primeros días del sangrado. Y el resto del ciclo descansad. Su efecto sanador se hará notar desde el primer ciclo menstrual en el que sea tomada.

Preparación de la tisana.

Dosis: 0,5 gr de ruda seca o 1 gr de ruda fresca por taza de agua. Dejamos infusionar una hora tapadito.
*0,5 gr de ruda seca equivalen a una cucharadita de las de café (las más pequeñas).

Si quieres saber más sobre la ruda y el ciclo menstrual puedes leer el artículo completo.

Sin comentarios

Escribe un comentario