TISANA PARA EL DESAYUNO OTOÑAL - Instituto de Estudios Naturales
24264
single,single-post,postid-24264,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.5,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive
 

TISANA PARA EL DESAYUNO OTOÑAL

receta tisana salud

TISANA PARA EL DESAYUNO OTOÑAL

Por Mayte Cedeño

El verano llegó a su fin y está dando paso al otoño. En la Naturaleza las energías yang van menguando, las energía yin van aumentando y nosotros nos vamos acomodando a estos cambios haciendo uso de nuestra capacidad de adaptación, que será mayor o menor según nos hayamos cuidado durante el verano y de nuestro estado de salud.

Para adaptarse mejor a estos cambios propongo una tisana con una cualidad energética cálida que estimulará nuestro sistema digestivo, circulatorio y defensivo. Nos proporcionará también calor interno para protegernos mejor en estos momentos en que las temperaturas externas bajan y el frío “se nos mete en los huesos”.

Ingredientes:

1 trocito de canela en rama. Cinnamomum verum.

5 cardamomos. Elettaria cardamomum.

2 clavos. Syzygium aromaticum.

1 rodajita de jengibre fresco. Zingiber officinale.

1 cucharadita de hojas de tomillo. Thymus vulgaris.

 

Todas estas plantas tienen una cualidad energética yang, caliente, activadora y estimulante. Además todas ellas son ricas en aceites esenciales con propiedades aromáticas y antiinfecciosas.

Ponemos a hervir unos 400ml de agua. Cuando el agua se encuentre en ebullición bajamos el fuego al mínimo y añadimos la canela, el cardamomo, el clavo y el jengibre previamente machacados. Tapamos bien y lo dejamos unos 15 minutos a fuego muy bajito. Pasado este tiempo añadimos el tomillo, volvemos a tapar y dejamos nuestra tisana infusionando.

Para no tener que esperar por la mañana, que es un momento en el que nos solemos encontrar cortos de tiempo, podemos dejar la tisana preparada desde la noche anterior, dejándola toda la noche infusionando. Incluso podemos preparar tisana para dos o tres días. En la nevera se conserva de maravilla. A la mañana colamos, calentamos al gusto y bebemos. Podemos añadirle un poco de leche vegetal y media cucharadita de aceite de coco que le da gusto y consistencia además de aportarle un valor nutricional añadido a nuestra bebida. Si nos agrada el sabor dulce por la mañana podemos añadirle una hojita de stevia o un poquito de azúcar de coco que tiene un índice glucémico muy bajo.

 

Esta bebida nos calentará, nos activará la energía corporal y nos ayudará a despejarnos tras el sueño de una manera mucho más armoniosa y equilibrada a que si lo hiciéramos con un café o un té. Además tiene un sabor muy agradable. ¡Que la disfrutes!

No Comments

Post a Comment